------|Sugerencia| ¡Anúnciate!| Contáctanos | Hazno tu página de inicio
 
SERVICIOS
Carta al Director
Libro de Visitas
Buzón de Denuncias
 
OCIO
Horóscopo
Turismo
Chat
MUNICIPIOS
 
 
 
El Primer Sitio en Línea de la Costa Chica

DESPEJAR

Misael Tamayo Nuñez

Este fin de semana, inesperadamente para todas las tribus del PRD –sobre todo de aquellas que aún buscan una alianza con Morena para la elección de 2018-, la presidenta nacional del partido, Alejandra Barrales Magdaleno, anunció un gran frente opositor al PRI, encabezado por el PAN y el PRD.
En lo que fue un claro albazo, la Barrales encabezó una conferencia de prensa con el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, en el que ambos analizaron los puntos finos de esa alianza, que podría –dijeron-, incluir a otros grupos políticos y sectores del país que desean un cambio. No era un mensaje para los lectores. Era un mensaje para otros actores políticos, claramente.
Sin definir aún al candidato, Barrales y Anaya se ufanaron de esta gran idea, poniendo como ejemplo la elección en Veracruz del año pasado, en donde la perredista cree que ganó algo, pese a que el candidato ganador tenía la bandera del PAN, y al PRD le tocó solamente aportar votos al vacío.
Sin embargo, tanto Anaya como Barrales cayeron en una trampa, pues convocaron a una conferencia de prensa para quejarse de los vicios del PRI en la elección de Nayarit, aunque lo que realmente les importaba era deslizar el anuncio del frente opositor. Esto a costa de la estabilidad interna del PRD, pues a diferencia del PAN, el partido amarillo está sujeto a una serie de alianzas políticas, que ante los desacuerdos es demasiado endeble.
Sin conflictos, Andrés Manuel López Obrador, presidente de Morena, les contestó que sólo caminará en alianza en el 2018 con otras fuerzas políticas, siempre y cuando los candidatos del PRD y del PAN en el Estado de México declinen en favor de la abanderada de su partido, Delfina Gómez, quién, aseguró, encabeza las preferencias electorales en la entidad mexiquense.
Y éste justamente es el punto de quiebre, porque Barrales y Anaya se fueron a 2018, cuando la campaña de 2017 todavía no está definida. Si consideran que el frente opositor sería imbatible, ¿por qué no comenzar con el Estado de México? ¿Hay acuerdos que se los impidan?
Es obvio que sí. Que hay acuerdos para salvar los intereses del PRI en 2017. De parte de Anaya, busca su propia candidatura y de Alejandra Barrales, no sabemos qué busca alguien que en noviembre próximo dejará de dirigir al partido, pues su periodo concluye en octubre. Y aunque hay la estrategia para que el partido no vaya a una elección interna, como piden las demás tribus, sino que se nombre a un interino en tanto se define la elección presidencial, de todos modos no será la Barrales la que tenga las riendas del partido para 2018.
En el estado de Guerrero, a su vez, la dirigencia estatal que encabeza Celestino Cesáreo Guzmán concluye su periodo en el mes de noviembre, y tampoco se observan movimientos para una elección interna, que podría ser vigilada por el INE. Al contrario, creo que se elegirán a los consejeros solamente, y que será al seno del nuevo Consejo Político Estatal de donde salga el próximo dirigente, por voto de consejo.
Volviendo al tema, en cuanto la Barrales dijo que iban por un frente, comenzó a recibir llamadas de los líderes de otras tribus exigiéndole una explicación. Y es que al interior del PRD, varios grupos políticos todavía piden una alianza con Morena, partido que además de ser de izquierda, tiene al candidato con mayor puntaje en la preferencia electoral, lo cual repercutiría favorablemente montaña abajo, hasta el nivel estatal, distrital y municipal.
Concretamente en Guerrero, tribus como la de la CODUC de Sebastián de la Rosa Peláez, se han venido pronunciando a favor de una alianza con López Obrador, y en contra de una alianza con la derecha.
Ante el desaguisado que provocó, Alejandra Barrales salió a desmentirse a sí misma: "A fin de evitar una incorrecta apreciación de lo expuesto, me permito precisas que de ninguna manera la conferencia de prensa tuvo como fin preconfigurar ningún tipo de alianza hacia 2018", escribió.

Sin embargo, el evento sí tuvo lugar y las palabras no se las llevó el viento. Fueron capturadas por diversos medios de comunicación y publicadas en diversos sitios. El cuatro ya está puesto.
 
 
 
 
© 2005 - Periódico El Faro de la Costa Chica. Derechos Reservados.