------|Sugerencia| ¡Anúnciate!| Contáctanos | Hazno tu página de inicio
 
SERVICIOS
Carta al Director
Libro de Visitas
Buzón de Denuncias
 
MUNICIPIOS
 
 
 
El Primer Sitio en Línea de la Costa Chica

SOS COSTA GRANDE

(Misael Tamayo Hernández, in memóriam)

Por fin, después de mucha presión y trámites burocráticos, el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, decretó la Alerta de Género para 8 municipios de la entidad, incluido Zihuatanejo. Esto independiente de lo que dictamine la Federación respecto de diversas solicitudes que se han presentado en ese nivel de gobierno, dijo el mandatario.
Recordemos que organismos defensores de derechos humanos habían estado presionando para que la alerta de género fuese decretada en Guerrero, como se ha hecho en otras entidades del país. Sin embargo, había que seguir todo un protocolo, el cual terminó en marzo de este año, de acuerdo con lo que ayer explicó el gobernador.
Esta alerta, cabe decir, no es permanente. Los gobiernos las decretan como medidas temporales de emergencia. En Morelos, por ejemplo, ya se levantó la alerta parcialmente, al irse cumpliendo algunas acciones que se incluyen en un plan de acción, debidamente elaborado y consensado.
En Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo Flores anunció 7  acciones a cumplir, a lo largo de los próximos seis meses, luego de lo cual se evaluará la estrategia, para determinar su continuidad.
Hay que decir, sin embargo, que aunque las organizaciones sociales consideran que la alerta de género es una herramienta eficaz en la reducción y erradicación de las muertes violentas de mujeres, tipificadas como feminicidios, no siempre se cumplen las metas programadas.
De acuerdo con lo que se ha visto en otros estados, la alerta de género no necesariamente inhibe los feminicidios. De hecho, podemos decir que en los estados donde se ha decretado la alerta de género, los asesinatos no se han detenido.
En 2015, por ejemplo, el Estado de México fue la primera entidad del país en adoptar la alerta de género, en medio de un escándalo internacional por la mortandad de mujeres que perecían en circunstancias de evidente abuso, tortura y desaparición forzada.
En esa entidad, de 2011 a 2013, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio documentó 840 asesinatos y 1,258 casos de desaparición de mujeres de entre 10 y 17 años.
Comparativamente, en Guerrero, el gobernador habló ayer de 744 mujeres y niñas asesinadas durante el periodo que va de 2007 a 2016. Las cifras aquí son menos alarmantes que en el Edomex, pero la presión por detener la sangría femenina tiene sus bases en que si no se le combate y erradica, irá incrementándose.
Hay que aclarar que con base en la ley, el feminicidio es un crimen de odio contra las mujeres, por su condición de género, y hay ciertos requisitos para que este delito se tipifique, pues no todos los asesinatos de mujeres caen en esa categoría. Esto lo ha explicado ampliamente el fiscal general del estado, quien sostiene que la mayoría de los homicidios de mujeres en Guerreo tienen que ver más con la delincuencia organizada que con una fase de odio a la mujer como tal.
Los grupos civiles piden que la tipificación de feminicidio sea menos rígida. Consideran que la tortura, la violación sexual y otras formas crueles de muerte de una mujer, así como la desaparición forzada, son suficientes para tipificar cualquier homicidio de mujeres como feminicidio, incluso si sólo se cumple uno de ellos.
¿Qué tanto impactará la alerta de género en Guerrero, para detener la muerte de mujeres? No sabemos. Decíamos que otras entidades no han podido rendir buenas cuentas.
Además, el hecho de que se emita sólo en 8 de los 81 municipios de la entidad, deja en la indefensión a las habitantes de 73 demarcaciones. Sólo se están contemplando dos municipios de Costa Chica; uno de Costa Grande; uno de la Tierra Caliente; uno de la zona Norte; uno de la Montaña, así como Acapulco y Chilpancingo.
Entendemos que algo se tiene que hacer, pero el objetivo de las autoridades es ir más allá de lo que dicta la emergencia. La alerta debe extenderse a todo el Estado de Guerrero, para contar con políticas y acciones estatales verdaderamente efectivas y amplias en contra de la violencia contra las mujeres.

 
 
 
 
© 2005 - Periódico El Faro de la Costa Chica. Derechos Reservados.