------|Sugerencia| ¡Anúnciate!| Contáctanos | Hazno tu página de inicio
 

 
El Primer Sitio Online de la Costa Chica

Eliseo villar detiene y golpea salvajemente al dirigente del Morena en San Luis Acatlán

Braulio Pimentel Antúnez
Su espalda, molida a golpes

*El también ex director de Desarrollo Rural del Municipio, y vocero de la CRAC de la casa matriz, muestra numerosos golpes en la espalda y los costados del torso

*Responsabiliza de este conflicto a Eliseo Villar y al gobernador Ángel Aguirre, por tolerarlo

RUBICELA PRUDENTE
SAN LUIS ACATLÁN, GRO.

Elementos de la Policía Comunitaria de la nueva casa de justicia de la CRAC, al mando de Eliseo Villar Castillo, detuvieron y golpearon salvajemente a el secretario general del partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y vocero de la casa de justicia matriz, Braulio Pimentel Antúnez, la tarde del sábado 19 de julio, hasta el grado de que tuvo que ser hospitalizado por la gravedad de las heridas.
La detención de Braulio Pimentel fue denunciada por miembros de la casa de justicia matriz, mejor conocida como casa del tamarindo, quienes dieron a conocer que Braulio Pimentel fue retenido con lujo de violencia por parte de elementos de la policía comunitaria que dirige Eliseo Villar Castillo, en la calle principal de la cabecera municipal de San Luis Acatlán, justo frente al domicilio del señor Miguel Rivera, a una cuadra del ayuntamiento municipal, siendo alrededor de las 6:30 de la tarde, cuando el consejero regional se encontraba voceando e invitando a los ciudadanos sanluistecos a acudir a la marcha que realizaron los coordinadores de la casa del tamarindo ayer domingo.
Los miembros de la casa de justicia del tamarindo denunciaron que a Braulio Pimentel lo golpearon y se lo llevaron con todo y su camioneta y equipo de sonido, en calidad de detenido a la nueva casa de justicia de la CRAC-PC.

Eliseo, al mando

Entrevistado en la clínica La Familia, Pimentel Antúnez narró que el operativo de su detención fue encabezado por el propio Eliseo Villar Castillo. Dijio: “Me interceptaron dos patrullas, en una de las cuales viajaba Eliseo Villar; se bajó de la camioneta y permaneció cerca de ella, al mismo tiempo que me ordenaba que caminara hasta donde estaba él. Como no me acerqué me mentó la madre y le ordenó a sus policías que me bajaran de mi camioneta, los policías obedecieron y me bajaron a punta de puro golpe”.
Braulio Pimentel aseguró que su detención se debió a que él funge como colaborador de la casa de justicia de El Tamarindo, y porque andaba convocando a una marcha que tenía como finalidad el ponerle fin a los conflictos internos de la CRAC; sin embargo, aclaró, “parece ser que a Eliseo no le interesa que los problemas se solucionen”.
El integrante del Morena asegura que, al momento de ser detenido y por órdenes de Eliseo Villar, fue golpeado salvajemente. “En cuanto los policías comunitarios me bajaron de mi camioneta comenzaron a golpearme con los cañones de sus rifles y me arrastraron de los cabellos hasta la patrulla donde estaba Eliseo. Yo le dije a Eliseo: ‘Tenemos derecho a manifestarnos’, pero él me contestó: ‘Me valen madre tus derechos, súbete (a la patrulla) hijo de chingada madre, ahorita vas a ver’”.

Eliseo, el golpeador

Luego de la primera “calentada” que le dieron en plena calle, Braulio Pimentel narra que fue trasladado a la nueva casa de justicia y que allí, en el patio, el propio Eliseo Villar Castillo se encargó de torturarlo. “Aquí yo soy la ley, y ahorita lo vas a ver; (ustedes) ya nos mataron a un policía y tú eres uno de los que ordenó su muerte. Eliseo quería que yo aceptara la culpa por la muerte del policía comunitario que mataron hace poco, yo le decía que nada tenía que ver, pero más se molestaba, me golpeo el estómago en varias ocasiones con la culata de su arma. De hecho, llegó el momento en que Eliseo quería que yo abriera la boca para meterme el cañón de su rifle”.
Según el testimonio del agraviado, para golpearlo le echaron montón. “Eliseo Villar Castillo me golpeado por la cara, en las costillas, los policías comunitarias de su guardia personal me golpeaban por la espalda, en la nuca, en los riñones; me golpearon con técnica, para que no se me notaran los golpes. La mayoría de los policías comunitarios que acompañaban a Eliseo Villar eran personas de la costa, de Cuajinicuilapa, porque la gente de San Luis ya no lo respaldan”, dijo.
Después de enterarse de su detención, los coordinadores regionales de la casa de justicia de El Tamarindo pidieron la intervención del presidente municipal de San Luis Acatlán, Alejandro Contreras Velasco, para que fuera mediador en la liberación de Braulio Pimentel, y que también pidiera la intervención del gobierno del estado para que liberaran al también consejero de la CRAC-PC; esta informaron fue dada en el mitin de ayer domingo en la explanada del ayuntamiento.
Narraron que después de las 9:30 de la noche Braulio Pimentel Antúnez fue entregado pero severamente golpeado y tuvo que ser ingresado al Hospital Básico Comunitario para recibir atención médica, ya que se encontraba en pésimas condiciones de salud por los golpes que recibió, al grado de que le quebraron dos costillas; además, tiene golpes contusos en la espalda, el estómago y cuello.
Mientras recibía atención médica elementos de la Policía Preventiva Municipal resguardaba el nosocomio para evitar que fuera sacado por policías comunitarios del grupo de Eliseo Villar.
Al respecto, el propio Braulio Pimentel dijo que, cuando Eliseo Villar lo estaba torturando, recibió una llamada a su celular, al parecer del presidente municipal de San Luis Acatlán, a quien le aceptó que ahí lo tenían detenido. “Escuché cuando Eliseo dijo: ‘Sí, sí se lo entregamos, usted diga dónde y se lo entregamos en veinte minutos’. Eliseo cortó la llamada y se me fue encima, me golpeó nuevamente y me dijo: ‘Quiero que te largues (de San Luis Acatlán), que cuando llegues a tu casa agarres tus cosas y te vayas mucho a chingar a tu madre, junto con toda tu familia, porque vamos a ir a ver (a tu casa) y sí no te has ido, te vamos a levantar y te vamos a llevar a perder a otro lugar”.
Luego de esa tremenda golpiza, fue atendido en el hospital básico, donde fue visitado por el consejero regional Armando Zavala Felipe, junto con la regidora del PRD, Herlinda González Ramos, quienes permanecieron en espera de que su compañero se recuperara.
Mientras tanto, los demás miembros convocaban a los medios de comunicación a asistir a la movilización que realizaron ayer domingo desde las bodegas cafetaleras Luz de la Montaña hasta la cabecera municipal, para recuperar la casa de justicia matriz.
Cabe mencionar que esta marcha fue acordada el pasado 13 de julio, para que los nuevos coordinadores nombrados en asamblea regional de Espino Blanco retomaran el control de la casa de justicia matriz, la cual quedó abandonada luego de que el grupo de Eliseo Villar retuviera a los coordinadores regionales Jesús Carranza Rojas, Alberto Margarito Porfirio, y otros elementos de la policía comunitaria.
Por la gravedad de las heridas, Braulio Pimentel Antúnez fue llevado a clínica particular La Familia, en la cabecera municipal de Marquelia, lugar en donde dio a conocer los pormenores de cómo fue detenido cuando voceaba en su camioneta Pick Up S-10, color marrón, la cual le fue quitada por el grupo de Eliseo Villar, quien dijo que la camioneta y el equipo de sonido quedaban en calidad de confiscados para ser usados en la nueva casa de justicia.
Braulio Pimentel narró que al llegar a la nueva casa de justicia, ubicada en el fraccionamiento Riviera Acatlán, y después de torturarlo por varios minutos, también intentaron sumergirlo en un tanque de agua, pero que logró voltearse y que fue entonces que el propio Eliseo Villar lo golpeó con su arma; luego, cuando cayó al suelo lo golpeó en sus partes bajas, y una vez en el suelo lo siguió pateando en todo el cuerpo alrededor de 20 minutos más.
Además, dijo que le colocaban bolsas de plástico en la cabeza con la intención de ahogarlo, y Eliseo le gritaba que dejara de apoyar a Abad García, diciéndole que si no iba a levantar a su familia e iba a desaparecerla, por lo que responsabilizó a Eliseo Villar y al gobernador Ángel Aguirre Rivero, quien es el que lo sostiene, de lo que pueda pasarle a él o su familia.
“Cuando Eliseo quiso torturarme, colocándome bolsas de plástico en la cabeza, pero yo logré meter las manos y romper las bolsas, así que volvieron a golpearme. De hecho, me golpearon más fuerte porque ya se habían comprometido a liberarme, así que me estaban despidiendo con golpes para desquitar su coraje de que no me iba a quedar preso”.
El consejero regional Braulio Pimentel señaló que, durante la última golpiza, alrededor de 20 policías comunitarios fueron los que lo agredieron al grado de dejarlo inconsciente por espacio de 15 minutos.
Al momento de ser liberado frente a la gasolinera del presidente municipal, dijo Braulio Pimentel, “fui amenazado de muerte por Eliseo Villar, dijo que desaparecería uno a uno a los afines de Abad García”. 

Golpes en los costados
 
   

 

 

© 2005 - Periódico El Faro de la Costa Chica. Derechos Reservados.