------|Sugerencia| ¡Anúnciate!| Contáctanos | Hazno tu página de inicio
 
SERVICIOS
Carta al Director
Libro de Visitas
Buzón de Denuncias
 
OCIO
Horóscopo
Turismo
Chat
MUNICIPIOS
Ayutla
Azoyú
Copala
Cuautepec
Cuajinicuilapa
Cruz Grande
Igualapa
Ometepec
San Luis Acatlán
San Marcos
Marquelia
Juchitan
Tecoanapa
Tlacoachistlahuaca
Xochistlahuaca
 
 
 
El Primer Sitio Online de la Costa Chica

Las doce mil plazas irregulares, culpa del gobierno y no de los maestros: Pioquinto Damián

ANG
CHILPANCINGO, GRO.

El problema de las poco más de 12 mil plazas del magisterio guerrerense que no cuentan con un techo presupuestal es culpa del Gobierno del Estado, ya que durante las administraciones de René Juárez Cisneros, Zeferino Torreblanca Galindo y Ángel Aguirre Rivero se fueron otorgando de manera irregular, por lo que ahora quieren que los profesores paguen los platos rotos, cuando esto fue un desajuste provocado por las propias autoridades estatales y del sector educativo de la entidad, reveló en conferencia de prensa Pioquinto Damián Huato.
El empresario destacó que urge encontrar ya una salida para encontrar la solución a los grandes conflictos que existen en Guerrero, ya que, advirtió, no es posible que después de que el Estado está prácticamente incendiado, el Gobierno Federal todavía desconozca los derechos laborales de los maestros guerrerenses, quienes, muchos de ellos tienen más de 20 trabajando y están en riesgo porque sus plazas no están debidamente reconocidas.
“Desde las pasadas administraciones estatales se cometieron muchas desviaciones, tanto en la Secretaría de Educación
Guerrero (SEG) como en Finanzas y Administración, con el pretexto de la firma del Acuerdo Nacional para la Modernización Educativa, ahora sabemos que era la caja grande del Gobierno del Estado; ahí estaban en las nóminas con jugosos salarios familiares del gobernador con licencia Ángel Aguirre Rivero, quien los enriqueció al amparo de estas dos secretarías”.
Sostuvo que los miles de maestros que recibieron sus plazas de manera irregular no tienen ninguna culpa, ya que no tenían conocimiento de que su plaza pudiera ser ilegítima, dado que era muy común que un profesor que se retiraba y que tenía 45 horas de tiempo, dejara tal vez 15 horas a un hijo, otras 15 a otro hijo y otras 15 más a un tercer hijo; por lo que, de una plaza de maestro surgían tres, y así se fue dando este fenómeno de la multiplicación de plazas que ahora se convirtió ya en un bumerang, pero hay que aclarar que de esto, los docentes no tienen la culpa, sino que la tienen las autoridades administrativas a quien deberían de fincarle responsabilidades.
“Este asunto de la multiplicación de plazas magisteriales en Guerrero es un acto de insensibilidad que nuestra entidad que tiene hoy día tantos conflictos, se le venga a sumar el reclamo, también legítimo y moral de las maestras y los profesores que se sienten agraviados porque no se les han reconocido sus plazas”.
Por último, al preguntarle su opinión sobre el hecho de que si habrá, o no elecciones en Guerrero, Pioquinto Damián Huato, señaló: “Bueno yo creo que tan legítimo es el reclamo de los padres de familia y de los muchachos de la Normal Rural “Isidro Burgos” de Ayotzinapa, como de los maestros, como puede ser legítimo el hecho de limpiar a Guerrero de tantos políticos corruptos, si no hubiera elecciones, que en mi opinión personal es que sí va a haber comicios, pues los que se van a beneficiar son los que están en el poder porque van a tener todavía más poder”, finalizó.

© 2005 - Periódico El Faro de la Costa Chica. Derechos Reservados.