------|Sugerencia| ¡Anúnciate!| Contáctanos | Hazno tu página de inicio
 
SERVICIOS
Carta al Director
Libro de Visitas
Buzón de Denuncias
 
OCIO
Horóscopo
Turismo
Chat
MUNICIPIOS
Ayutla
Azoyú
Copala
Cuautepec
Cuajinicuilapa
Cruz Grande
Igualapa
Ometepec
San Luis Acatlán
San Marcos
Marquelia
Juchitan
Tecoanapa
Tlacoachistlahuaca
Xochistlahuaca
 
 
 
El Primer Sitio Online de la Costa Chica

Acusan a dirigente de la OPIM de desaparición de habitantes de Tierra Colorada

Cirino Plácido Valerio (Foto: Archivo)

*Cirino Plácido Valerio y familiares de los desaparecidos en esa parte de Malinaltepec dieron una conferencia de prensa

ANG
CHILPANCINGO, GRO.

Integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) de los pueblos fundadores, que lidera Cirino Plácido Valerio, desmintieron los señalamientos de la OPIM y acusaron directamente a Cuauhtémoc Ramírez Rodríguez, secretario general de esa organización de la desaparición de seis habitantes de Tierra Colorada en Malinaltepec.
En conferencia de prensa en la capital del estado, este lunes, Cirino Plácido Valerio, fundador de la CRAC dio a conocer que los coordinadores, han recibido amenazas de personas que se dicen miembros de la OPIM y el pasado 10 de septiembre personas desconocidas, levantaron a seis habitantes en Tierra Colorada.
En la conferencia de prensa estuvo acompañado de los coordinadores regionales Cornelio González Mendoza y Francisco Navarro Flores, así como de Guillermina Calderón Reyes, esposa de Nicolás Oropeza, Salvador Cantú Gómez, padre de Aníbal Cantú, y familiares de otros desaparecidos desde el 10 de septiembre en Malinaltepec.
Ahí Cirino Plácido respondió a los señalamientos que hizo Cuauhtémoc Ramírez Rodríguez, quien pidió al gobernador Rogelio Ortega Martínez que ejecutara las órdenes de aprehensión que tiene el gobierno contra los hermanos Bruno y Cirino Plácido a quienes acusó de “narcoparamilitares”.
Plácido Valerio recordó que la Policía Comunitaria realizó un operativo el 15 de octubre en la comunidad de Tierra Colorada, perteneciente al municipio de Malinaltepec, a petición del comisario Francisco Oropeza Ignacio y de vecinos de ese poblado.
En ese operativo detuvieron a 16 personas que permanecen en la casa de justicia de los Pueblos Originarios de Santa Cruz del Rincón, en San Luis Acatlán, acusados de los delitos de homicidio, secuestro, extorsión y siembra de estupefacientes, entre otras cosas.
Los acusados, recordó, se desempeñaban como pistoleros de Alejandro Sánchez Agustín, presunto líder de la banda, quien cayó muerto cuando enfrentó a los policías comunitarios el día de la operación.
Señaló que tras indagaciones, los detenidos informaron que el 10 de septiembre desaparecieron a Nicolás y Luis Oropeza Castro, Gilberto Castro González, Arturo Bernardino Agustín, Aníbal Cantú Ramón y Fabián Agustín Ignacio, a quienes presuntamente trasladaron a la comunidad de Barranca de Guadalupe, en Ayutla de los Libres, que es un pueblo donde el OPIM tiene influencia, por lo que han intentado entrar hasta el lugar, lo que motivó a Cuauhtémoc Ramírez a pedir al estado que se ejecutaran las órdenes de aprehensión contra Cirino y Bruno Plácido Valerio.
"Nosotros sabemos que ese seudo movimiento social tiene a nuestros compañeros y por ello su dirigente Cuauhtémoc tiene el temor de que la CRAC llegue a esa comunidad en su búsqueda", declaró Cirino Plácido  junto con familiares de los desaparecidos.
Por su parte Salvador Cantú Gómez, padre de uno de los secuestrados, solicitó a las autoridades una pronta intervención puesto que no hay participación de las autoridades competentes y es por ello que han sido las autoridades comunitarias las encargadas de realizar todo tipo de trabajo.
"Soy padre de un muchacho secuestrado y estamos acusando directamente a Cuauhtémoc Ramírez, y si no hay acciones de las autoridades, nosotros vamos a ir por ellos", amagó.
Plácido Valerio dijo que a partir de esa información la Coordinadora Regional visitó al director del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, para pedir su intervención a fin de dialogar con Cuauhtémoc Ramírez y otros integrantes de la OPIM.
Logrando que ambas partes se reunieron días después en Ayutla de los Libres, donde acordaron que el 23 de noviembre comisarios de esa región se reunirían con la Coordinadora en Barranca de Guadalupe, para solicitar su colaboración en la búsqueda de los desaparecidos; sin embargo, por un accidente automovilístico no consiguieron llegar a la cita.
Mencionó que en los días siguientes buscaron reponer esa reunión, pero ya no fue posible porque el 4 de diciembre, en El Sur, se publicó una declaración de Cuauhtémoc Ramírez en la que lo acusó, junto a su hermano Bruno Plácido, de ser “narcoparamilitares”.
Por esta razón, exigió al líder de la OPIM dar a conocer públicamente las pruebas que respaldan sus acusaciones; “de lo contrario, quedará claro que actúa de forma irresponsable, intentando por un lado agraviar a esta institución y, por el otro, intentando entorpecer la investigación que nos lleve al paradero de las personas desaparecidas”.
Aseguró que la actitud asumida por Ramírez Rodríguez es para proteger a los delincuentes que operan en su zona de influencia, incluso dijo que la OPIM no le permite a la Policía Comunitaria ingresar a Barranca de Guadalupe para buscar a los desaparecidos.

 
© 2005 - Periódico El Faro de la Costa Chica. Derechos Reservados.