------|Sugerencia| ¡Anúnciate!| Contáctanos | Hazno tu página de inicio
 
SERVICIOS
Carta al Director
Libro de Visitas
Buzón de Denuncias
 
OCIO
Horóscopo
Turismo
Chat
MUNICIPIOS
Ayutla
Azoyú
Copala
Cuautepec
Cuajinicuilapa
Cruz Grande
Igualapa
Ometepec
San Luis Acatlán
San Marcos
Marquelia
Juchitan
Tecoanapa
Tlacoachistlahuaca
Xochistlahuaca
 
 
 
El Primer Sitio Online de la Costa Chica

Se quejan de pésimo servicio en la casa de divisas Balsas, en Marquelia

*Al cobrar dinero enviado de Estados Unidos, las cajeras llegan al absurdo de preguntar en qué se va a gastar

REY MIGUEL HERNÁNDEZ GÓMEZ
MARQUELIA, GRO.

Clientes y usuarios de la casa de divisas y empeños Balsas, ubicada en el bulevar de esta cabecera municipal, denunciaron que el personal que atiende dicha sucursal pone trabas al momento de cobrar dinero que algún familiar le envió del vecino país del norte.
Lamentaron que para poder cobrar el envío les tengan que hacer preguntas tan privadas y personales que van desde en qué trabaja su familiar o amigo que mandó el dinero, hasta en qué será gastado.
El taxista Manuel Salgado se presentó a esta casa de envíos a cobrar un dinero que le mandaron de Estados Unidos; como en otras ocasiones no había tenido ningún problema para hacerlo, pues las preguntas de rigor son las de siempre por parte de la cajera para poderle entregar el efectivo.
Las preguntas son: ¿Quién le manda el dinero? ¿Cuánto le están mandando? Y lo absurdo, ¿en qué trabaja la persona que envía el dinero?
Sin embargo, la última ocasión que quiso cobrar en ese mismo lugar la cantidad de 10 mil pesos, la cajera le hizo la pregunta que en qué gastaría el dinero que le estaban enviando, a lo cual el trabajador del volante le respondió que no tenía por qué decirle eso, pues eso era algo muy personal y privado que a nadie le importaba, y menos a la empleada de dicha sucursal.
La cajera explicó que son órdenes de la gerencia cuando se trata de envíos de 10 mil pesos para arriba, y que indispensable proporcionar dicha información.
Ante la negativa del cliente y de la cajera para ceder, intervino la encargada Balsas, quien explicó lo mismo, sin dejar satisfecho al quejoso, por lo que la mujer accedió a entregar el envío sin conocer en qué gastaría el dinero Manuel Salgado.
Al salir del lugar, el taxista mencionó que pedirá a su familiar que ya no le envíe dinero por Balsas, pues consideró injusto y hasta denigrante que le pregunten en qué gastará el dinero, cuando se está pagando por este servicio.
Mientras tanto, otros clientes que se encontraban en el momento del altercado, lamentaron y reprobaron que tengan que sufrir este mal servicio por parte de Balsas, y denunciaron que cuando cobran cantidades pequeñas les hacen un sinfín de preguntas, pero sin llegar a la que le hicieron al taxista, debido a que “nunca nos mandan más de cinco mil pesos”.
Finalmente, hicieron un llamado a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para que intervenga ante esta injusticia que sufren los clientes y usuarios de la Casa de Empeños y Divisas Balsas, con sede en Marquelia.

   
© 2005 - Periódico El Faro de la Costa Chica. Derechos Reservados.
     
s