------|Sugerencia| ¡Anúnciate!| Contáctanos | Hazno tu página de inicio

SERVICIOS
Carta al Director
Libro de Visitas
Buzón de Denuncias
 
OCIO
Horóscopo
Turismo
Chat
MUNICIPIOS
Ayutla
Azoyú
Copala
Cuautepec
Cuajinicuilapa
Cruz Grande
Igualapa
Ometepec
San Luis Acatlán
San Marcos
Marquelia
Juchitan
Tecoanapa
Tlacoachistlahuaca
Xochistlahuaca
 
 
 
El Primer Sitio Online de la Costa Chica

Policías municipales de San Marcos golpearon a empleado del diputado Tomás Hernández Palma 

 

 

 

Pablo García Chegüe

IVÁN CALLEJA
SAN MARCOS, GRO.

El empleado de la casa de gestión del diputado local Tomás Hernández Palma, Pablo García Chegüe, denunció que fue golpeado por policías municipales cuando se encontraba en el baile del 15 de septiembre.    
Pablo García Chegüe explicó que como parte de los festejos de las fiestas patrias, el día 15 de septiembre, posterior al grito de la independencia, se programó un baile en la explanada del ayuntamiento de San Marcos, por lo que junto con su pareja se destinó a divertirse, “yo estaba bailando con una muchacha, claro andaba en estado de ebriedad como todos los demás, y de pronto se armó una riña entre unos sujetos desconocidos, por lo que seis policías se enfilaron hacia mí con la intención de llevarme detenido y me opuse, entonces agarré una botella, ya que no tenía nada que ver en el pleito, y los uniformados me empezaron a golpear con sus macanas en la cabeza, los ojos, las costillas y en el pecho, teniendo como consecuencia que hasta el momento se me dificulta realizar movimientos”, dijo.
Comentó que luego de ser sometido, lo llevaron a la antesala de seguridad pública donde los uniformados apagaron las luces para que él no los identificara, dijo que no fue enviado a barandillas, ni tampoco le solicitaron sus datos personales; no obstante, para dejarlo en libertad le pidieron que pagara una multa de 300 pesos, cantidad que fue liquidada por un amigo de nombre Jonás que es trabajador del ayuntamiento.  El actuar de los uniformados lo calificó de prepotente, lo que lo orilló a que al día siguiente se fuera a quejar con el síndico procurador Carlos Lamberto Villanueva Cuevas, a quien antes le informó que este problema lo tenía que dar a conocer ante los medios de comunicación, a lo que el funcionario contestó que no lo hiciera para que no se creara un escándalo, puesto que él le resolvería el problema, y le sugirió que se fuera a checar con un médico y después le reembolsaría el dinero, pero le reiteró que no le hablara a la prensa porque le ponen demás.
Pablo García Chegüe, dijo luego de esta conversación que el síndico no tomó interés en su caso, por lo que nuevamente lo fue a visitar a su casa para que le repusiera el dinero que gastó en medicina, y tras ser recibido el síndico le dijo que fuera después, ya que el caso aún no lo había consultado con el presidente municipal Gustavo Villanueva Barrera.
Después de escuchar al síndico, Pablo García fue a hablar con Gustavo Villanueva Barrera para decirle que Carlos Lamberto Villanueva lo iba a apoyar con los gastos del medicamento y hasta el momento no lo ha recibido, por lo que el presidente le dijo que si ya había hablado con el síndico que fuera él quien le solucionara su problema.
Por ello, de nuevo Pablo García Chegüe fue a hablar con el síndico; y, en concreto, Carlos Villanueva le dijo que él no tenía mando sobre los policías, pero Pablo le aseguró que quizá no los mandaba pero que si estaban a su cargo por ser síndico procurador.
García Chegüe, informó que en un mensaje que envió al teléfono celular de Carlos Villanueva en donde le mandó decir que no le ha dado solución a su problema; el síndico le llamó para regañarlo diciéndole: “Oye vas a ir a los medios de comunicación?.
_Si voy a ir a los medios, púes tú no me solucionas nada!-, contestó Pablo.
-Entonces haz lo que tú quieras, al final de cuentas túj eres quien vas a quedar como mitotero-, dijo el síndico a Pablo, quien a su vez le contestó: “Ira, Carlos, el mitotero eres tú, porque tú eres el que me ibas a solucionar el problema; acuérdate, tú me dijiste que no fuera a los medios porque no querías escándalo.
_Si, pero yo no te pegué, así es que no vengas a decirme que te pague.
_Desde un principio te dije que no me pagaras, si no que le dijeras a los policías que me golpearon para que ellos repusieran mis gastos en medicamentos, porque luego quedan mal acostumbrados y final de cuentas quien paga es el ayuntamiento, Entonces haz lo que tú quieras”-, le respondió el síndico. 
Para no seguir cayendo en los regaños del síndico, Pablo colgó el teléfono y decidió denunciar los hechos a Cable Costa Canal 8 y a este medio de comunicación.
Finalmente, Pablo García Chegüe expuso que, después de ser golpeado, miró por la escuela secundaria a uno de los seis policías que participaron en su detención, quien después que lo notó caminar empezó a sonreír diciéndole que si no hubiera sido por la intervención de la policía, hubiera sido golpeado por los que estaban protagonizando la riña, pero en respuesta Pablo le contestó que mejor hubieran dejado que aquellos lo hubieran golpeado y no ellos (la policía).
El uniformado le contestó que hiciera lo que quisiera, pues de todos modos no se la iba comer a secas. “No sé qué me quiso decir con eso, pero voy a interponer mi denuncia formal, lo único que quiero es que me paguen lo que gasté en los medicamentos, además para que estos policías no queden acostumbrados a golpear a la gente cuando se oponen a ser sometidos, ya que para esto existen otros métodos”, finalizó Pablo García.

| Directorio | Código de Etica | Avisos Legales | Directorios de Emergencia |
© 2005 - Periódico El Faro de la Costa Chica. Derechos Reservados.